Los Carmelitas Seglares, junto con los Frailes y las Monjas, son hijos e hijas de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo y de Santa Teresa de Jesús.(Regla Ocds art.1.)

sábado, 17 de junio de 2017

Corpus Christi

EVANGELIO
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida
Lectura del santo Evangelio según san Juan 6, 51-58
En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos:
«Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo».
Disputaban los judíos entre sí:
«¿Cómo puede este darnos a comer su carne?».
Entonces Jesús les dijo:
«En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.
Como el Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre, así, del mismo modo, el que me come vivirá por mí.
Este es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre».
Palabra del Señor.


                         NO OS PIDO MÁS QUE LE MIRÉIS...(SANTA TERESA DE JESÚS)


martes, 6 de junio de 2017

EL ESPINNER DE LA SANTISIMA TRINIDAD


Está de moda en nuestros jóvenes y niños: el espinner ¿Está la Santísima Trinidad de moda como espinner en nuestra alma y vida de fe?... .... ....


“Oh Dios mío, Trinidad a quien adoro, ayúdame a olvidarme totalmente de mí para establecerme en Ti, inmóvil y tranquilo, como si ya mi alma estuviera en la eternidad. Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Ti, oh mi inmutable, sino que cada minuto me sumerja más en la hondura de tu Misterio.
Pacifica mi alma, haz de ella tu cielo, tu morada de amor y el lugar de tu descanso. Que en ella nunca te deje solo, sino que esté ahí con todo mi ser, todo despierto en fe, todo adorante, totalmente entregado a tu acción creadora.
Oh mi Cristo amado, crucificado por amor, quisiera ser, en mi alma, una esposa para tu Corazón, quisiera cubrirte de gloria, quisiera amarte..., hasta morir de amor. Pero siento mi impotencia: te pido ser revestido de Ti mismo, identificar mi alma con cada movimiento de la Tuya, sumergirme en Ti, ser invadido por Ti, ser sustituido por Ti, para que mi vida no sea sino irradiación de tu Vida. Ven a mí como Adorador, como Reparador y como Salvador.
Oh Verbo eterno, Palabra de mi Dios, quiero pasar mi vida escuchándote, quiero volverme totalmente dócil, para aprenderlo todo de Ti. Y luego, a través de todas las noches, de todos los vacíos, de todas mis impotencias, quiero fijar siempre la mirada en Ti y morar en tu inmensa luz.
Oh Astro mío querido, fascíname, para que ya no pueda salir de tu esplendor.
Oh Fuego abrazador, Espíritu de amor, desciende sobre mí, para que en mi alma se realice como una encarnación del Verbo: que yo sea para Él como una prolongación de su Humanidad Sacratísima en la que renueve todo su Misterio.
Y Tú, oh Padre, inclínate sobre esta pobre criatura tuya, cúbrela con tu sombra, no veas en ella sino a tu Hijo Predilecto en quien tienes todas tus complacencias.
Oh mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, Soledad infinita, Inmensidad en que me pierdo, me entrego a Vos como una presa. Sumergíos en mí para que yo me sumerja en Vos, hasta que vaya a contemplar en vuestra luz el abismo de vuestras grandezas”
Beata Isabel de la Trinidad

sábado, 3 de junio de 2017

VEN...

Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo; recibid el Espíritu Santo
Lectura del santo Evangelio según san Juan 20, 19-23
Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
«Paz a vosotros».
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:
«Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo».
Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo:
«Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos».
Palabra del Señor.

02-06-2017
"Recibid el Espíritu Santo"
Poco antes de subir al cielo, Jesús "renunciaba" a seguir discutiendo con sus discípulos la naturaleza de su misión. Los emplazaba a la experiencia de hoy y parecía decirles que lo entenderían todo, ¡por fin! cuando recibieran la fuerza de lo alto. Pentecostés es el verdadero y radical cumplimiento de la Pascua,  el encuentro personal e intransferible, aunque "compartible" intersubjetivamente con los demás, con el Dios que hace presente Jesucristo. Así nos lo decía claramente la primera lectura: cada uno de los presentes recibe su particular y personalizada 'lengua de fuego' que le provoca efectos muy parecidos a los de los demás. Les abre la mente y el corazón para entender y expresarse en las principales lenguas y culturas de su tiempo. Lo que cada uno ha recibido de quien y como es Dios también puede y debe ser compartido, contagiado.  Es su don y su tarea, necesaria para dar luz y libertad, imprescindible ya entonces por la situación de opresión de cuerpos y mentes y también ahora, por supuesto. El Espíritu comunica la experiencia de otro mundo pero que está en este: nosotros, los que somos y como estamos, en realidad somos hijos queridos de este Dios y podemos y tenemos que ser hermanos. Y que ése otro mundo es posible, ahora se ve y se siente,  se ha experimentado con toda certeza y se tiene que llevar a la práctica. 
La comunidad de Cristo,  nos decía,  el Evangelio,  es su semilla, su comienzo, su promesa. Jesús es su origen, su impulso, su posibilidad. El Espíritu hace de un grupo de hombres y mujeres indecisos y asustados, la familia del Mesías. Se siente y saben perdonados, acogidos por Dios en Jesús y con un poder que solo sirve para sólo hacer el bien, liberar y dar vida. Nos da la luz a la que debemos juzgar nuestras opciones y nuestros actos y discernir si vivimos y sentimos en familia, si miramos y tratamos a los que tenemos cerca como a nosotros mismos,  si aún nos indignan las injusticias y todavía no pensamos como vivimos.  Si es así, tengo el Espíritu, no he dejado de vivir ni de luchar. A pesar de la infidelidad, el pecado, el mal podemos volver siempre a esa fuente de agua viva que mana dentro de cada uno, que nos devuelve la ilusión y las ganas de vivir y luchar. Ese es el Espíritu de Jesús, experiencia de Dios, de la Iglesia, de la Misión. FUENTE OCDIBERICA

domingo, 28 de mayo de 2017

ASCENSION DEL SEÑOR

EVANGELIO

Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra
 Evangelio según san Mateo 28, 16-20
En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado.
Al verlo, ellos se postraron, pero algunos dudaron.
Acercándose a ellos, Jesús les dijo:
«Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra.
Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado.
Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin de los tiempos».
Palabra del Señor.
------------------------------------------------------

QUÉ TAREA NOS DEJAS, SEÑOR!
¿Por qué  desapareces tan inesperadamente
sabiendo que  nos dejas huérfanos, Señor?
¿Quién  pronunciará las palabras certeras
cuando, a  nuestro lado, venza la confusión o la mentira?
¿Quién  proporcionará el pan multiplicado
cuando el  hombre, además de tu presencia,
nos exija el  sustento de cada día?
¿Quién  calmará los dolores de los enfermos?
¿Quién  resucitará a los que, de improviso,
han muerto y  estaban llamados a la vida?
 ¡QUÉ TAREA NOS DEJAS, SEÑOR!
Te vas al  cielo y, mirando a nuestro alrededor,
sentimos que  nos va a faltar tu mano,
que tus  huellas se difuminarán
como el agua  del mar elimina las de la arena
¡QUÉ TAREA NOS DEJAS, SEÑOR!
Proclamar tu  mensaje
cuando , los  oídos de los más cercanos,
están  dispuestos para todo…menos para Ti
Llevar tu  Palabra
cuando, los  que saben leer entre líneas,
prefieren  voces sin compromiso ni verdad
reclaman  señales con sabor a tierra
y no  pregones con promesas de eternidad
¡QUÉ TAREA NOS DEJAS, SEÑOR!
Vivir, según  Tú viviste
Amar, como  Tú amaste
Orar, como  Tú rezaste
Perdonar,  como Tú perdonaste
Sentir a  Dios Padre
como Tú,  Señor, sólo lo hiciste
¡QUÉ TAREA NOS DEJAS, SEÑOR!
Te vas al  cielo, al encuentro con el Padre
sabiendo  que, aún con muchas debilidades,
intentaremos  sostener tu obra aquí iniciada
¡Vete,  Señor! ¡Pero no nos abandones!
Vete, Señor,  y ojala pronto vuelvas
a culminar  Reino que no acaba aquí en esta tierra.
Amén


domingo, 14 de mayo de 2017

PROMESAS OCDS SANTANDER

Fiesta con María... Centenario de Fátima.
Y fiesta en la comunidad de Santander:
Dos promesas definitivas (Sandra y Ma Ángeles)
Y tres promesas simples (Sonia, Isabel y Ana) .
Pedimos vuestra oración. 🙏Enhorabuena y mil gracias por vuestro Si!! OCDS