Los Carmelitas Seglares, junto con los Frailes y las Monjas, son hijos e hijas de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo y de Santa Teresa de Jesús.(Regla Ocds art.1.)

martes, 8 de agosto de 2017

DE MARCHA...

http://www.marchateresiana.es/   Haciendo camino...MARCHA TERESIANA...os dejamos su pagina.
El silencio, el camino, la oración, la fiesta, la música, la amistad y las celebraciones litúrgicas de la Marcha Teresiana están a la vuelta de la esquina. La Hermandad de Santa Teresa de Jesús organiza un año más la ‘Marcha Teresiana’, que este año alcanza su 37ª edición bajo el lema ‘Hija de la Iglesia’.
Un lema que según los organizadores es “una expresión de Santa Teresa que puede aunar todas aquellas en las que hicimos y haremos referencia, si Dios quiere, a la Iglesia. No podemos estar nunca al margen de ella. Estamos con­vencidos de que nos ha unido el mismo Bautismo a todos, creemos en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica” .
Inscripciones
Web: www.marchateresiana.es
E-mail: marchateresiana@hotmail.com
923 370 141 / 615 838 519 / 689 365 925
O presencialmente en: Salones Parroquiales del 12 a 15 de Septiembre de 18:00 a 20:00h.
C/ Obispo Ruano nº 1 37800 ALBA DE TORMES

APUNTES OCDS...


jueves, 27 de julio de 2017

PAGINAL OFICIAL OCDS

Con gozo y paz os dejamos el enlace oficial OCDS el blog ha caminado estos años con ilusión y abriendo el camino para otros.Seguirá este blog abierto para todos aquellos que se asomen a él. FELIZ VERANO!

 enlace :https://juntanacionalocds-es.wixsite.com/ocds/quienes-somos

sábado, 17 de junio de 2017

Corpus Christi

EVANGELIO
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida
Lectura del santo Evangelio según san Juan 6, 51-58
En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos:
«Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo».
Disputaban los judíos entre sí:
«¿Cómo puede este darnos a comer su carne?».
Entonces Jesús les dijo:
«En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.
Como el Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre, así, del mismo modo, el que me come vivirá por mí.
Este es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre».
Palabra del Señor.


                         NO OS PIDO MÁS QUE LE MIRÉIS...(SANTA TERESA DE JESÚS)


martes, 6 de junio de 2017

EL ESPINNER DE LA SANTISIMA TRINIDAD


Está de moda en nuestros jóvenes y niños: el espinner ¿Está la Santísima Trinidad de moda como espinner en nuestra alma y vida de fe?... .... ....


“Oh Dios mío, Trinidad a quien adoro, ayúdame a olvidarme totalmente de mí para establecerme en Ti, inmóvil y tranquilo, como si ya mi alma estuviera en la eternidad. Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Ti, oh mi inmutable, sino que cada minuto me sumerja más en la hondura de tu Misterio.
Pacifica mi alma, haz de ella tu cielo, tu morada de amor y el lugar de tu descanso. Que en ella nunca te deje solo, sino que esté ahí con todo mi ser, todo despierto en fe, todo adorante, totalmente entregado a tu acción creadora.
Oh mi Cristo amado, crucificado por amor, quisiera ser, en mi alma, una esposa para tu Corazón, quisiera cubrirte de gloria, quisiera amarte..., hasta morir de amor. Pero siento mi impotencia: te pido ser revestido de Ti mismo, identificar mi alma con cada movimiento de la Tuya, sumergirme en Ti, ser invadido por Ti, ser sustituido por Ti, para que mi vida no sea sino irradiación de tu Vida. Ven a mí como Adorador, como Reparador y como Salvador.
Oh Verbo eterno, Palabra de mi Dios, quiero pasar mi vida escuchándote, quiero volverme totalmente dócil, para aprenderlo todo de Ti. Y luego, a través de todas las noches, de todos los vacíos, de todas mis impotencias, quiero fijar siempre la mirada en Ti y morar en tu inmensa luz.
Oh Astro mío querido, fascíname, para que ya no pueda salir de tu esplendor.
Oh Fuego abrazador, Espíritu de amor, desciende sobre mí, para que en mi alma se realice como una encarnación del Verbo: que yo sea para Él como una prolongación de su Humanidad Sacratísima en la que renueve todo su Misterio.
Y Tú, oh Padre, inclínate sobre esta pobre criatura tuya, cúbrela con tu sombra, no veas en ella sino a tu Hijo Predilecto en quien tienes todas tus complacencias.
Oh mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, Soledad infinita, Inmensidad en que me pierdo, me entrego a Vos como una presa. Sumergíos en mí para que yo me sumerja en Vos, hasta que vaya a contemplar en vuestra luz el abismo de vuestras grandezas”
Beata Isabel de la Trinidad