Los Carmelitas Seglares, junto con los Frailes y las Monjas, son hijos e hijas de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo y de Santa Teresa de Jesús.(Regla Ocds art.1.)

martes, 8 de agosto de 2017

DE MARCHA...

http://www.marchateresiana.es/   Haciendo camino...MARCHA TERESIANA...os dejamos su pagina.
El silencio, el camino, la oración, la fiesta, la música, la amistad y las celebraciones litúrgicas de la Marcha Teresiana están a la vuelta de la esquina. La Hermandad de Santa Teresa de Jesús organiza un año más la ‘Marcha Teresiana’, que este año alcanza su 37ª edición bajo el lema ‘Hija de la Iglesia’.
Un lema que según los organizadores es “una expresión de Santa Teresa que puede aunar todas aquellas en las que hicimos y haremos referencia, si Dios quiere, a la Iglesia. No podemos estar nunca al margen de ella. Estamos con­vencidos de que nos ha unido el mismo Bautismo a todos, creemos en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica” .
Inscripciones
Web: www.marchateresiana.es
E-mail: marchateresiana@hotmail.com
923 370 141 / 615 838 519 / 689 365 925
O presencialmente en: Salones Parroquiales del 12 a 15 de Septiembre de 18:00 a 20:00h.
C/ Obispo Ruano nº 1 37800 ALBA DE TORMES

APUNTES OCDS...


jueves, 27 de julio de 2017

PAGINAL OFICIAL OCDS

Con gozo y paz os dejamos el enlace oficial OCDS el blog ha caminado estos años con ilusión y abriendo el camino para otros.Seguirá este blog abierto para todos aquellos que se asomen a él. FELIZ VERANO!

 enlace :https://juntanacionalocds-es.wixsite.com/ocds/quienes-somos

sábado, 17 de junio de 2017

Corpus Christi

EVANGELIO
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida
Lectura del santo Evangelio según san Juan 6, 51-58
En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos:
«Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo».
Disputaban los judíos entre sí:
«¿Cómo puede este darnos a comer su carne?».
Entonces Jesús les dijo:
«En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.
Como el Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre, así, del mismo modo, el que me come vivirá por mí.
Este es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre».
Palabra del Señor.


                         NO OS PIDO MÁS QUE LE MIRÉIS...(SANTA TERESA DE JESÚS)


martes, 6 de junio de 2017

EL ESPINNER DE LA SANTISIMA TRINIDAD


Está de moda en nuestros jóvenes y niños: el espinner ¿Está la Santísima Trinidad de moda como espinner en nuestra alma y vida de fe?... .... ....


“Oh Dios mío, Trinidad a quien adoro, ayúdame a olvidarme totalmente de mí para establecerme en Ti, inmóvil y tranquilo, como si ya mi alma estuviera en la eternidad. Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Ti, oh mi inmutable, sino que cada minuto me sumerja más en la hondura de tu Misterio.
Pacifica mi alma, haz de ella tu cielo, tu morada de amor y el lugar de tu descanso. Que en ella nunca te deje solo, sino que esté ahí con todo mi ser, todo despierto en fe, todo adorante, totalmente entregado a tu acción creadora.
Oh mi Cristo amado, crucificado por amor, quisiera ser, en mi alma, una esposa para tu Corazón, quisiera cubrirte de gloria, quisiera amarte..., hasta morir de amor. Pero siento mi impotencia: te pido ser revestido de Ti mismo, identificar mi alma con cada movimiento de la Tuya, sumergirme en Ti, ser invadido por Ti, ser sustituido por Ti, para que mi vida no sea sino irradiación de tu Vida. Ven a mí como Adorador, como Reparador y como Salvador.
Oh Verbo eterno, Palabra de mi Dios, quiero pasar mi vida escuchándote, quiero volverme totalmente dócil, para aprenderlo todo de Ti. Y luego, a través de todas las noches, de todos los vacíos, de todas mis impotencias, quiero fijar siempre la mirada en Ti y morar en tu inmensa luz.
Oh Astro mío querido, fascíname, para que ya no pueda salir de tu esplendor.
Oh Fuego abrazador, Espíritu de amor, desciende sobre mí, para que en mi alma se realice como una encarnación del Verbo: que yo sea para Él como una prolongación de su Humanidad Sacratísima en la que renueve todo su Misterio.
Y Tú, oh Padre, inclínate sobre esta pobre criatura tuya, cúbrela con tu sombra, no veas en ella sino a tu Hijo Predilecto en quien tienes todas tus complacencias.
Oh mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, Soledad infinita, Inmensidad en que me pierdo, me entrego a Vos como una presa. Sumergíos en mí para que yo me sumerja en Vos, hasta que vaya a contemplar en vuestra luz el abismo de vuestras grandezas”
Beata Isabel de la Trinidad

sábado, 3 de junio de 2017

VEN...

Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo; recibid el Espíritu Santo
Lectura del santo Evangelio según san Juan 20, 19-23
Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
«Paz a vosotros».
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:
«Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo».
Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo:
«Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos».
Palabra del Señor.

02-06-2017
"Recibid el Espíritu Santo"
Poco antes de subir al cielo, Jesús "renunciaba" a seguir discutiendo con sus discípulos la naturaleza de su misión. Los emplazaba a la experiencia de hoy y parecía decirles que lo entenderían todo, ¡por fin! cuando recibieran la fuerza de lo alto. Pentecostés es el verdadero y radical cumplimiento de la Pascua,  el encuentro personal e intransferible, aunque "compartible" intersubjetivamente con los demás, con el Dios que hace presente Jesucristo. Así nos lo decía claramente la primera lectura: cada uno de los presentes recibe su particular y personalizada 'lengua de fuego' que le provoca efectos muy parecidos a los de los demás. Les abre la mente y el corazón para entender y expresarse en las principales lenguas y culturas de su tiempo. Lo que cada uno ha recibido de quien y como es Dios también puede y debe ser compartido, contagiado.  Es su don y su tarea, necesaria para dar luz y libertad, imprescindible ya entonces por la situación de opresión de cuerpos y mentes y también ahora, por supuesto. El Espíritu comunica la experiencia de otro mundo pero que está en este: nosotros, los que somos y como estamos, en realidad somos hijos queridos de este Dios y podemos y tenemos que ser hermanos. Y que ése otro mundo es posible, ahora se ve y se siente,  se ha experimentado con toda certeza y se tiene que llevar a la práctica. 
La comunidad de Cristo,  nos decía,  el Evangelio,  es su semilla, su comienzo, su promesa. Jesús es su origen, su impulso, su posibilidad. El Espíritu hace de un grupo de hombres y mujeres indecisos y asustados, la familia del Mesías. Se siente y saben perdonados, acogidos por Dios en Jesús y con un poder que solo sirve para sólo hacer el bien, liberar y dar vida. Nos da la luz a la que debemos juzgar nuestras opciones y nuestros actos y discernir si vivimos y sentimos en familia, si miramos y tratamos a los que tenemos cerca como a nosotros mismos,  si aún nos indignan las injusticias y todavía no pensamos como vivimos.  Si es así, tengo el Espíritu, no he dejado de vivir ni de luchar. A pesar de la infidelidad, el pecado, el mal podemos volver siempre a esa fuente de agua viva que mana dentro de cada uno, que nos devuelve la ilusión y las ganas de vivir y luchar. Ese es el Espíritu de Jesús, experiencia de Dios, de la Iglesia, de la Misión. FUENTE OCDIBERICA

domingo, 28 de mayo de 2017

ASCENSION DEL SEÑOR

EVANGELIO

Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra
 Evangelio según san Mateo 28, 16-20
En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado.
Al verlo, ellos se postraron, pero algunos dudaron.
Acercándose a ellos, Jesús les dijo:
«Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra.
Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado.
Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin de los tiempos».
Palabra del Señor.
------------------------------------------------------

QUÉ TAREA NOS DEJAS, SEÑOR!
¿Por qué  desapareces tan inesperadamente
sabiendo que  nos dejas huérfanos, Señor?
¿Quién  pronunciará las palabras certeras
cuando, a  nuestro lado, venza la confusión o la mentira?
¿Quién  proporcionará el pan multiplicado
cuando el  hombre, además de tu presencia,
nos exija el  sustento de cada día?
¿Quién  calmará los dolores de los enfermos?
¿Quién  resucitará a los que, de improviso,
han muerto y  estaban llamados a la vida?
 ¡QUÉ TAREA NOS DEJAS, SEÑOR!
Te vas al  cielo y, mirando a nuestro alrededor,
sentimos que  nos va a faltar tu mano,
que tus  huellas se difuminarán
como el agua  del mar elimina las de la arena
¡QUÉ TAREA NOS DEJAS, SEÑOR!
Proclamar tu  mensaje
cuando , los  oídos de los más cercanos,
están  dispuestos para todo…menos para Ti
Llevar tu  Palabra
cuando, los  que saben leer entre líneas,
prefieren  voces sin compromiso ni verdad
reclaman  señales con sabor a tierra
y no  pregones con promesas de eternidad
¡QUÉ TAREA NOS DEJAS, SEÑOR!
Vivir, según  Tú viviste
Amar, como  Tú amaste
Orar, como  Tú rezaste
Perdonar,  como Tú perdonaste
Sentir a  Dios Padre
como Tú,  Señor, sólo lo hiciste
¡QUÉ TAREA NOS DEJAS, SEÑOR!
Te vas al  cielo, al encuentro con el Padre
sabiendo  que, aún con muchas debilidades,
intentaremos  sostener tu obra aquí iniciada
¡Vete,  Señor! ¡Pero no nos abandones!
Vete, Señor,  y ojala pronto vuelvas
a culminar  Reino que no acaba aquí en esta tierra.
Amén


domingo, 14 de mayo de 2017

PROMESAS OCDS SANTANDER

Fiesta con María... Centenario de Fátima.
Y fiesta en la comunidad de Santander:
Dos promesas definitivas (Sandra y Ma Ángeles)
Y tres promesas simples (Sonia, Isabel y Ana) .
Pedimos vuestra oración. 🙏Enhorabuena y mil gracias por vuestro Si!! OCDS



miércoles, 26 de abril de 2017

UN MENSAJE PARA TI...

23-04-2017
Mensaje Capitular de los Carmelitas Descalzos
de la Provincia de Santa Teresa de Jesús
Queridos hermanos hoy último día del capítulo comenzamos el día con la Eucaristía en la Iglesia de la Casa de La Santa. Hoy la ha presidido el padre Miguel, nuestro provincial, y han concelebrado los padres Pedro Deza, de nuestra casa de Burgos y Paco Oreja, de la comunidad de Medina del Campo.
Después de la Eucaristía comenzamos la última sesión para escuchar las actas y firmarlas y aprobar el “Mensaje del Capítulo” que os lo compartimos a continuación.
El padre Agustí Borrell, vicario general de nuestra Orden, nos agradece el haberle invitado al capítulo y nos anima a poner en práctica todo lo que durante estos días hemos hablado y de estar abiertos para asumir los retos que nos ofrecen los tiempos de hoy contestándonos a la pregunta ¿qué tales hemos de ser?.
El padre Miguel agradece a todos su entrega y servicio y nos pide nuestra oración por él, por el consejo y por todos los hermanos. Gracias a todos los hermanos más en debilidad, los enfermos, que sin duda son los que han hecho posible que hoy formemos parte de esta familia. Y a nuestros hermanos en formación que nos enseñen a ver con su mirada para que ilusionados por Dios sepamos crear
camino juntos. Por último también Miguel tiene un recuerdo muy especial por todos los hermanos de la provincia que están fuera de nuestras fronteras sirviendo a la Orden en distintos lugares. A todos ellos también un muy fraterno y fuerte: Gracias.
Para terminar, no podemos dejar de decir con una misma voz, para agradecer de corazón como Capítulo Provincial la presencia entre nosotros de nuestras hermanas Carmelitas Descalzas: hermanas vamos juntos en esta gran familia y contamos con vuestra oración y vuestra cercanía; esperamos nosotros también saber estar siempre a vuestro lado para que juntos hagamos que santa Teresa de Jesús se pueda sentir orgullosa de nosotros.
Un abrazo también muy fuerte para todos los miembros del Carmelo Seglar, nuestros hermanos. Que san Juan de la Cruz y santa Teresa nos ayude a saber dar pasos certeros para crecer como miembros de una misma familia.
 
MENSAJE CAPITULAR
Ávila, 22 de abril de 2017
Queridos hermanos y hermanas: carmelitas descalzos, carmelitas descalzas, miembros del Carmelo seglar y demás personas que de una u otra manera compartís nuestra vocación carmelitana teresiana,
Los religiosos reunidos en Ávila del 17 al 23 de abril de 2017 para celebrar el primer capítulo ordinario de nuestra provincia ibérica de santa Teresa de Jesús queremos hacer nuestra una idea que la liturgia de estos días propone continuamente: «Este es el día en que actuó el Señor, sea nuestra alegría y nuestro gozo» (Sal 118 [117],24).
Sí, el Señor se ha hecho presente entre nosotros en los momentos de oración, de reflexión conjunta y de fraternidad y ha llenado nuestros corazones de gozo y de esperanza.
La Vigilia pascual nos recordó que la primera obra de Dios fue la creación, a la que siguieron la alianza con Abrahán, la salida de Egipto, los anuncios de los profetas referidos a la nueva y definitiva alianza, el cumplimiento de todas las promesas en la victoria de Cristo sobre la muerte y nuestra participación en su Pascua por medio del bautismo.
Pero no queremos limitarnos a recordar lo que Dios hizo en el pasado. Jesús afirma que su Padre trabaja siempre y que él mismo continúa trabajando (cf. Jn 5,17). Y nuestra madre, santa Teresa de Jesús, también nos dice que «no se pueden agotar sus misericordias» (V 19,15). Dios continúa su obra de amor en el mundo, en la Iglesia, en nuestras comunidades y en cada uno de nosotros. Así lo hemos vivido en estos días y por eso queremos compartirlo con vosotros.
Hemos celebrado el capítulo en la casa natal de santa Teresa, durante los días de la Octava de Pascua. Estas dos realidades (la geográfica y la temporal) nos han puesto en contacto con nuestros orígenes (los de la Iglesia y los de la Orden).
La Iglesia nos ha invitado en distintas ocasiones a mirar a nuestro pasado con agradecimiento. Somos herederos de una rica historia carismática que comenzó en la ciudad de Ávila y que a lo largo del tiempo ha ido creciendo y desarrollándose en nuevos contextos geográficos y culturales. Nos lo recuerda la presencia en el capítulo de dos hermanos nuestros del vicariato de Uruguay, Paraguay y Bolivia, y de otros dos de la delegación de Burkina Faso, Costa de Marfil y Togo.
Tal como enseña el papa Francisco, «poner atención a la propia historia es indispensable para mantener viva la identidad y fortalecer la unidad de la familia y el sentido de pertenencia de sus miembros. No se trata de hacer arqueología o cultivar inútiles nostalgias, sino de recorrer el camino de las generaciones pasadas para redescubrir en él la chispa inspiradora, los ideales, los proyectos, los valores que las han impulsado» (Carta a los consagrados del 21-11-2014, n. 1).
La santa Madre también nos pide que miremos hacia delante, comprometiéndonos en la construcción de un futuro más evangélico, siendo protagonistas de nuestra historia, sabiendo que lo mejor está siempre por llegar, porque caminamos hacia la Jerusalén celestial, que ya podemos pregustar, pero aún no poseemos en plenitud: «Ahora estamos en paz calzados y descalzos. No nos estorba nadie para servir a nuestro Señor. Por eso, hermanos y hermanas mías, [… démonos] prisa a servir a su Majestad. […] Ahora comenzamos, y procuren ir comenzando siempre de bien en mejor» (F 29,32).
Las carmelitas descalzas se hicieron presentes en el aula capitular y nos recordaron que la santa madre dice «hermanos y hermanas mías» porque se refiere a todos los miembros de nuestra familia: a ellas (las monjas), a nosotros (los frailes) y a los seglares de la OCDS, que también nos visitaron. Juntos queremos caminar, como miembros de una única familia en la que cada rama vive el carisma de una manera peculiar.
Estamos convencidos de que la Iglesia solo puede renovarse conjugando una doble fidelidad: a sus orígenes (Jesús, el evangelio, las primeras comunidades) y al momento histórico concreto que nos toca vivir en cada época (con sus luces y sus sombras, sus alegrías y sus traumas). Esto sirve también para nuestra familia religiosa.
En este sentido, la Iglesia y el Carmelo siempre están en construcción y se identifican con la mujer vestida de sol que en cada generación tiene que dar a luz a Jesús, superando todos los obstáculos que se presentan en su camino. Somos conscientes de que la fidelidad no puede consistir en repetir los comportamientos de los que nos precedieron, sino en imitar sus actitudes ante las distintas circunstancias que a ellos les tocó vivir, en ser audaces para responder a los retos que se nos presentan hoy, como ellos lo fueron para responder a los que se les presentaron en su momento.
Nos lo recuerda la CIVCSVA en un documento publicado recientemente, que lleva por título «A vino nuevo, odres nuevos. La vida consagrada desde el concilio Vaticano II: retos aún abiertos». Allí se reflexiona sobre «los nuevos caminos que nos interpelan» y se afirma: «El vino bueno y el vino nuevo se convierten en el símbolo de la manera de actuar y enseñar de Jesús, que no es posible contener en los odres viejos de esquemas religiosos rígidos, incapaces de abrirse a nuevas propuestas» (n. 2).
Y más adelante: «No es tarea fácil pasar de un simple administrar realidades bien conocidas a guiar hacia metas e ideales con una convicción que engendre una verdadera confianza. Esto supone no contentarse con estrategias de mero sobrevivir, sino que exige la libertad necesaria para acometer procesos, tal y como nos sigue recordando el papa Francisco» (n. 8).
Por último, en la conclusión, el documento dice: «El vino nuevo exige la capacidad de ir más allá de los modelos heredados, para apreciar las novedades que el Espíritu suscita, acogerlas con gratitud y custodiarlas hasta que fermenten del todo más allá de la provisionalidad. También el vestido nuevo del que habla Jesús en la misma parábola evangélica, ha sido confeccionado a través de fases diversas de actualización y ha llegado el momento de llevarlo con alegría, en medio del pueblo de los creyentes» (n. 55).
Somos conscientes de las dificultades que afronta la vida consagrada en general y nuestra provincia religiosa en particular: la disminución de vocaciones y el envejecimiento, la inseguridad financiera, la irrelevancia social, las insidias del relativismo y del individualismo... Pero, en estas circunstancias concretas que nos toca vivir, sigue resonando la palabra del Señor resucitado, que nos repite: «Yo estoy con vosotros todos los días» (Mt 28,20).
Por eso queremos considerar el tiempo presente como una oportunidad de gracia, como un momento de salvación, sabiendo que «este es el día en que actuó el Señor» y que no tenemos otro para amarle, para colaborar con él en su proyecto de salvación, para ser testigos de su misericordia en el mundo. Hoy, en «este día», creemos en Cristo, esperamos en su palabra, amamos su Cuerpo –que es la Iglesia–, trabajamos y descansamos, gozamos y sufrimos.
Como nos recuerda san Juan de la Cruz, nuestro padre, la presencia de Cristo entre nosotros es luminosa, pero la vivimos en la oscuridad de la fe, no por ausencia de luz, sino porque nuestros pobre ojos quedan deslumbrados ante tanta luminosidad. Por eso, cantamos con él que sabemos bien dónde se encuentra la fonte que mana y corre, aunque es de noche, ¡pero una noche más amable que la alborada!
Hermanos y hermanas, queremos invitaros a descubrir la presencia del Señor en nuestras vidas, en nuestras comunidades, en nuestra provincia. Incluso en los momentos presentes de incertidumbre, él camina con nosotros y no nos deja de su mano. ¡No le dejemos nunca nosotros a él!
Encomendamos al Señor a nuestros hermanos ancianos y enfermos. A ellos les pedimos que sigan manteniendo con su oración los proyectos de la provincia.
A nuestros jóvenes en formación les animamos a crecer cada día en la intimidad con Cristo. Él es el mejor hermano, amigo, maestro, compañero de camino, Señor y siervo nuestro por amor.
Ponemos en manos de la Virgen María, madre y hermosura del Carmelo, y de su esposo san José la vida de la provincia. Queremos aprender de ellos a servir a Cristo y a los hermanos con todas nuestras fuerzas.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------






OCDS EN EL CAPITULO PROVINCIAL


Por la tarde a las cuatro y media acogimos esta vez a nuestros hermanos del Carmelo  Descalzo Seglar que fueron representados por Myrna de Ávila, María Teresa de Burriana y Daniela de Salamanca. Nos presentaron todo el esfuerzo que han hecho para crear puntos y caminos de encuentro de todas las fraternidades. Un trabajo muy reconocido y valorado ha sido revisar los estatutos existentes en todas las fraternidades para poder redactar un texto común. Los Carmelitas Seglares, juntos con los frailes y monjas, son hijos e hijas de la orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo y de Santa Teresa de Jesús. Por lo tanto, comparten con los religiosos el mismo carisma. Por eso es bueno ir creando y programando encuentros de formación y convivencia para ir creciendo en este sentido de familia.
FUENTE OCDS IBERICA 21 ABRIL 2017

martes, 18 de abril de 2017

DE CAPITULO...OCD

PRIMER CAPÍTULO PROVINCIAL
DE LA PROVINCIA DE SANTA TERESA DE JESÚS
Los Carmelitas Descalzos de la Provincia de Santa Teresa de Jesús nos reunimos en asamblea capitular, para celebrar nuestro primer capítulo provincial, después de dos años de camino recorrido juntos como famila. Será a partir de mañana 17 de abril y hasta el próximo domingo día 23.
Tendrá lugar en nuestra casa de "La Santa" en Ávila y dará comienzo mañana con el rezo de vísperas. Esperamos estar en comunicación con vosotros a través de esta página, colgando las noticias que veamos más importantes para todos a lo largo del día. Pero si queréis seguirnos paso a paso lo podréis hacer, bien en nuestra página de facebook "Carmelitas Descalzos Ibérica OCD" o siguiéndonos en twitter en la cuenta @ocdiberica o buscando el hashtag #capítulocd en la misma red social de twitter.
Es tradición muy antigua que nuestros capítulos provinciales se realicen en la primera semana de Pascua. Pidamos a Cristo Resucitado que venciendo nuestros miedos, estemos por Él, preparados a buscar todo lo que nos dé Vida para ser capaces de contagiar Vida.
Para todos aquellos que se quieran poner en contacto con nosotros podéis utilizar cualquier medio ya conocido pero nos gustaría canalizar todas las comunicaciones a través de una cuenta de correo que hemos creado para este fin la cual es capitulo@ocdiberica.com (sin acento).
FUENTE OCD IBERICA


Oramos por ellos y estamos con vosotros para que el Espiritu Santo os anime y ayude en estos intensos días,Animo familia!!Feliz Semana!
OCDS JUNTA NACIONAL DEL CARMELO DESCALZO DE ESPAÑA
https://www.facebook.com/juntanacionalocds.espana?fref=ts

FELICES PASCUAS

Abrazar y dejar marchar. Esa es la alegría extraña con el Resucitado. Adivinar su rostro oculto en tantos rostros y vidas. Y al tiempo saber aceptar los ratos en que haya un poco más de sombra o en que ese rostro amado parece ausente. Porque su distancia no es definitiva, sino otra forma de presencia. María se siente contenta, porque sabe que el Dios vivo está en su corazón. Y nosotros nos sentimos dichosos, al intuir que Jesús, aún vivo, sigue latiendo en nuestros sueños, en nuestros ideales, en nuestras caricias y nuestros esfuerzos. Y sigue enviándonos a anunciar que su evangelio vence.
¡¡¡FELIZ PASCUA!!!

martes, 21 de marzo de 2017

CARMELITAS SEGLARES PREPARAN SUS ESTATUTOS

19-03-2017

 Reunión en Madrid El pasado día 17 y 18 de Marzo nos reuníamos en Madrid un grupo de OCDS provenientes de los diferentes Consejos Provinciales de España junto con los Padres Asistentes. Después de saludarnos iniciamos una dura jornada de trabajo, sin apenas tregua, acompañados por Myrna Najat que ha hecho un trabajo prodigioso acerca de los Estatutos OCDS. Desde hace meses, Myrna ha ido resumiendo, sintetizando y recogiendo los diferentes Estatutos de los OCDS de España y de otras fraternidades.
Presentados a los hermanos, y con las diferentes aportaciones y lecturas de todas las comunidades se trataba ahora de evaluar esa información, seleccionar e iniciar una primera y sencilla redacción para un borrador. Divididos los Estatutos por partes nos repartirnos por grupos, y en un tiempo record trabajamos ese material para posteriormente presentarlo a la asamblea. El siguiente paso es darle forma, redactar el texto según las nuevas aportaciones y reenviarlo a las comunidades para que se estudie de nuevo y se vaya aplicando ad experimentun. Nos volveremos a reunir en Junio.
 El Provincial P. Miguel Márquez nos acompañó en todo momento y mostró gran interés en que se pueda presentar los Estatutos OCDS para la Provincia Ibérica en el próximo Capítulo Provincial de los religiosos que tendrá lugar en la semana de Pascua de Abril. Propuso algunos nombres de religiosos y Ocds adecuados para que puedan dar redacción definitiva al texto. Cansados, pero satisfechos por el trabajo realizados, nos volveremos a ver a principos de Junio para continuar con esta gran y emocionante tarea de la elaboración de los Estatutos para el Carmelo Seglar.
fuente: ocd iberica

miércoles, 1 de febrero de 2017

JORNADA MUNDIAL DE LA VIDA CONSAGRADA 2017



Fiesta de la Presentación del Señor (2.II.2017)
Monición de entrada
Queridos hermanos: celebramos hoy la fiesta de la Presentación del Niño
Jesús en el Templo. A los 40 días del nacimiento del Hijo de Dios en Belén, la
Virgen María y su esposo san José, entraron en el Templo llevando al pequeño
Jesús en sus brazos para presentarlo y ofrecerlo al Dios Altísimo. También
nosotros, 40 días después de haber celebrado la Navidad, nos presentamos
en el Templo para renovar nuestra ofrenda al Señor, presididos por nuestro
Obispo diocesano.
El lema de esta Jornada de la Vida Consagrada, “Testigos de la esperanza
y de la alegría”, nos recuerda a todos los consagrados el valor del testimonio
para infundir la esperanza en los corazones y confesar la alegría de la salvación
que nos ha alcanzado en Jesucristo.
Celebremos con gozo la Santa Eucaristía, presididos por nuestro Obispo,
Padre y Pastor de esta Iglesia particular, y salgamos al encuentro del Señor,
que viene a iluminar nuestra vida para que también nosotros, en su Nombre,
seamos con Cristo, por Cristo y en Cristo, luz del mundo.
Acción de gracias por la consagración
[Acabada la homilía, los miembros de los Institutos de Vida Consagrada
hacen su particular ofrenda de acción de gracias por su consagración en el seguimiento
de Cristo y en la misión de la Iglesia.]
El Celebrante:
Hermanos y Hermanas:
En esta fiesta de la Presentación del Señor, agradecemos a Dios nuestra vocación
consagrada, suscitada en la Iglesia como una luz que el Padre ha puesto
en el candelero, para que alumbre a todos los de la Casa. Los diversos carismas
y las distintas formas de consagración son expresión de la múltiple gracia
con que Dios ha querido embellecer a su Iglesia. Hoy agradecemos a Dios y
a la Iglesia, la vocación recibida en el seguimiento de Cristo pobre, casto y
siempre obediente al Padre.
(Todos oran en silencio durante algún tiempo)
4
El Celebrante:
Bendito eres, Señor, porque por tu Espíritu has llamado a hombres y mujeres
para que, consagrados a Ti, sean en la Iglesia manifestación viva del seguimiento
de Jesucristo, imitándole en todo. Por ello ¡te glorificamos!
Cantor: Gloria a Ti, por los siglos.
Asamblea: Gloria a Ti, por los siglos.
Lector 1º
Te glorificamos, Padre, porque en tu Hijo Jesús nos has mostrado el camino
del amor sin medida por medio del servicio solícito y generoso. Cristo ha hecho
de Tu voluntad su alimento y su descanso, su fortaleza y su alegría.
Lector 2º
Gracias, Padre, por habernos querido asociar íntimamente a este misterio de
Obediencia filial en Cristo. La Virgen María, Sierva obediente de Dios, nos
precede en la sincera acogida de tu Voluntad; como hijos suyos renovamos el
espíritu de obediencia en el seno de tu Iglesia.
Asamblea: Gloria a Ti, por los siglos.
Lector 1º
Te glorificamos, Padre, porque en Cristo, nuestro Dios y Señor, nos has dado
la Verdad de tu Amor. Jesucristo, que siendo rico se hizo pobre para enriquecernos
con su Pobreza, nos ha mostrado la bienaventuranza evangélica
reservada para los mansos y humildes de corazón, los pobres de espíritu, los misericordiosos,
los que trabajan por la paz, los perseguidos y los que sufren a diario por
causa de tu Reino.
Lector 2º:
Gracias, Padre, por Cristo, tu Hijo Amado, a quien nos invitas a escuchar siempre.
Él es el Hombre-Dios compasivo y fiel, que nos enseña a no tener otro lugar
donde reclinar nuestra cabeza si no en ti. Junto al Señor Jesús somos dichosos
de vivir desprendidos, compartiendo nuestros bienes con los necesitados y
proclamando que sólo Tú eres nuestra riqueza.
Asamblea: Gloria a Ti, por los siglos.
Lector 1º:Te glorificamos, Padre, porque en Jesucristo, el Hijo Bendito de María, hemos
sido seducidos por tu Amor y conducidos a la virginidad de nuestros corazones.
5
Lector 2º:
Gracias, Padre, por tu Hijo Jesús, Esposo fiel de la Iglesia. Renueva en nosotros
la llama de tu Amor, la dicha y la alegría de vivir la verdadera Castidad
y la pureza sincera, de cuerpo, mente y corazón, en el camino de santidad,
verdadera plenitud de vida.
Asamblea: Gloria a Ti, por los siglos.
El celebrante:
Oh Señor: mira con ojos de misericordia a quienes un día llamaste para seguirte
dejándolo todo por ti. Renueva hoy en sus vidas la llama del amor
primero y acoge la acción de gracias que te han dirigido asociándola a esta
Eucaristía. Ayúdales a ser fieles al Evangelio. Que sean testigos de tu amor,
hombres y mujeres de esperanza y alegres siempre en tu servicio.
Te lo pedimos en el Nombre de Jesús, tu Hijo, que vive y reina por los siglos
de los siglos.
Asamblea: (Cantando) Amén, amén, amén.
PRECES
[A las preces completas de la Solemnidad, se propone añadir estas cuatro específicas]

− Señor, tu Palabra es Camino, Verdad y Vida. Te pedimos hoy por todos los
jóvenes que te buscan aun sin saberlo; puedan sentir tu mirada misericordiosa
y sabiéndose amados escuchen tu invitación Ven y sígueme, y se
dejen iluminar con la Luz del Evangelio. Roguemos al Señor.

− Roguemos por todos los Institutos Religiosos de Vida Apostólica, los
miembros de Institutos Seculares y de Nuevas Formas de Consagración,
por el Orden de las Vírgenes, por los monjes y monjas de vocación
contemplativa, y por cuantos han recibido el don de la llamada a la consagración,
para que, alcanzados por Cristo sean profetas del amor de Dios y
auténticos testigos de la Resurrección, en nuestra sociedad y en el mundo
entero. Roguemos al Señor.

− Roguemos por todas las familias, elegidas por Dios para transmitir la fe a
sus hijos, para que impulsadas por la fuerza del Espíritu Santo y el amor
de Cristo Jesús, puedan ejercer su misión de ser semillero de vocaciones.
Roguemos al Señor.
6
− Roguemos por quienes estamos participando
 en esta celebración eucarística
en la Jornada de la vida consagrada, para que todos seamos uno en el
amor y el mundo crea en Jesucristo, único Salvador de todos los hombres.
Roguemos al Señor----
EVANGELIO
Mis ojos han visto a tu Salvador
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 2, 22-32
Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, los padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén, para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: «Todo primogénito varón será consagrado al Señor», y para entregar la oblación, como dice la ley del Señor: «un par de tórtolas o dos pichones».
Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre justo y piadoso, que aguardaba el consuelo de Israel; y el Espíritu Santo moraba en él. Había recibido un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo.
Cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo previsto por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo:
-«Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz.
Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos:
luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel».
Palabra del Señor.